jueves, 28 de mayo de 2009

EL REGRESO DE LOS JUDIOS A ISRAEL

II

EL REGRESO DE LOS JUDÍOS A ISRAEL

Si alguna persona quisiera saber qué prueba existe de que la Biblia ciertamente es la Palabra de Dios, Inmediatamente le contestaríamos… ¡la existencia del pueblo judío!
A los judíos se les ha llamado la “raza indestructible” pues a través de miles de años han sobrevivido a los sumerios, caldeos, babilonios, persas, etc.
Todas estas civilizaciones que existieron en el pasado fueron enterradas en las arenas del desierto, pero el pueblo judío… ¡nunca perdió su identidad!
Además, la nación de Israel es la única nación del mundo que después de 2,500 años sin gobierno ni territorio, ¡se convirtió otra vez, en mayo de 1948, en una nación independiente!

1. ISRAEL EN PASADO

BREVE HISTORIA DE ISRAEL
La historia de Israel comenzó alrededor del año 2,000 a. C. cuando Dios llamó a Abraham de la tierra de Ur de los caldos (Génesis 12:1-3).
Jacob, nieto de Abraham tuvo 12 hijos de quienes nacieron las 12 tribus de Israel.
El hambre los hizo emigrar al país de Egipto donde vivieron 400 años como esclavos y formaron un pueblo de casi 3 millones de personas.
Dios levantó a Moisés para liberarlos y volverles a la tierra de Canaán, Sin embargo, ellos se rebelaron y quedaron en el desierto vagando por 40 años.
En el año 1451 a. C. Josué los introdujo a la tierra de Canaán.
Las naciones de Canaán los hicieron sufrir por no haberlos conquistado totalmente y, posteriormente, Israel vivió bajo el liderazgo de varios “jueces” durante 450 años.
Saúl fue su primer rey en el año 1040 a. C. El rey David comenzó su reinado el año 1010 a. C.; Salomón fue el rey bajo el cual la nación de Israel se dividió en los años 931-913 a. C.
Las 10 tribus del norte (Israel) fueron llevadas cautivas a Asiria en 722 a. C.; y las otras 2 tribus del sur (judá) fueron llevados cautivos a Babilonia en el año 600 a. C.
Tres grupos de judíos regresaron a Judea desde Babilonia. El primer grupo llegó en el 536 a. C. bajo el liderazgo de Zorobabel; 78 años más tarde, Esdras condujo otro grupo para reconstruir el Templo; 14 años después, Nehemías trajo el tercer grupo y reedificaron las murallas de Jerusalén.
Al cerrar el Antiguo Testamento hubo 400 años de silencio porque durante este tiempo no fue dada ninguna profecía.
En el año 63 a. C. los judíos estaban bajo el dominio romano, los cuales llamaron a esta tierra JUDEA.
En el año 40 a. C. el procónsul romano Marco Antonio estableció a Herodes como rey de Judea. En el 17 a. C., Herodes reedificó el magnífico templo de Jerusalén del tiempo de Jesús
El Señor Jesucristo murió en la cruz en el año 33 d.C., y con su muerte, sepultura, resurrección y el derramamiento del Espíritu Santo en el día de Pentecostés, surgió en la historia de la iglesia cristiana
Tito, el general romano, destruyó la ciudad de Jerusalén el año 70 d. C. y los judíos que sobrevivieron fueron vendidos como esclavos y esparcidos sobre la faz de la tierra.

En el año 132 d. C. los romanos cambiaron el nombre de Judea por PALESTINA.

PROFECÍAS QUE DIOS HIZO A ISRAEL SOBRE SU DISPERSIÓN
Dios les prometió bendiciones a los israelitas si mantenían su pacto con Él, pero si le desobedecían, les aseguró que sería esparcidos por toda la tierra… ¡tal como sucedió! (Deuteronomio 28:1, 64-66).
La historia nos da testimonio de la manera en la que estas profecías se han cumplido al pie de la letra, pues desde el año 605 a. C. los judíos estuvieron esparcidos por todas las naciones del mundo.

PROFECÍAS TOCANTES A SU RESTAURACIÓN
Un poco antes de que Dios instalara a la nación de Israel en la tierra de Canaán, les dio estas promesas (Deuteronomio 30:35).
La promesa de su restauración también le fue dada por Dios a través de varios de sus profetas (Isaías 11:11, 12; 27:12, 13; Jeremías 23:3, 7, 8; Ezequiel 11:17; 20:34; Amós 9:14, 15; Zacarías 8:7, 8).

ISRAEL DESDE SU DISPRESIÓN HASTA SU RENACIMIENTO COMO NACÍON
Sería lógico pensar que los judíos serían absorbidos por todas las naciones donde fueron esparcidos, pero… ¡no fue así!
Los judíos guardaron su identidad propia como un pueblo distinto, guardaron la religión que Jehová les había dado y ninguna tuvo éxito al tratar de destruirlos.
Desde el cautiverio babilónico (600 a. C.) hasta el año de 1948 o sea durante 2,500 años… ¡los judíos vivieron esparcidos y perseguidos por toda la tierra!

UN RASTRO DE SANGRE A TRAVÉS DE LA HISTORIA
Analicemos una breve cronología de las persecuciones que sufrieron los judíos desde el siglo II hasta nuestros días:

622 d. C. Mahoma funda el Islamismo y manda a todos los judíos que no se unieron a esta nueva religión en Arabia.
1096 d. C. Los Cruzados alemanes exterminan a todas las comunidades judías.
1099 d. C. La comunidad judía de Jerusalén es víctima de una matanza por parte de los cruzados.
1146 d. C. Los judíos españoles son obligados a convertirse al catolicismo romano.
1290 d. C. Los judíos son expulsados de Inglaterra.
1306 d. C. Los judíos son expulsados de Francia.
1350 d. C. La “peste negra” arrasa con Europa matando 25 millones de personas (la cuarta parte de aquel continente) y se les echa la culpa a los judíos. La mitad de ellos son exterminados.
1411 d. C. Es instituida la Inquisición. Miles de judíos son torturados en el caballete y otros miles son muertos por manos del arma religiosa.
1516 d. C. Matanza de judíos en Lisboa, Portugal.
1648 d. C. Más de 200 mil judíos son asesinados en Polonia.
1881 d. C. El zar de Rusia, Alejandro III manda matar a la tercera parte de los judíos en ese país.
1939-45 Adolfo Hitler mata a más de 6 millones de judíos en hornos crematorios en Alemania.
1948-91 La comunidad judía continúa siendo perseguida, principalmente por los árabes.

NACE SIONISMO
En medio recias persecuciones en 1897, el señor Teodoro Herzl convocó el Primer Congreso Sionista en Basilea, Suiza.
Más de 100 judíos entraron a Palestina sobornado a oficiales turcos en la ciudad de Haifa y establecieron granjas agrícolas.
El duro trabajo, el paludismo y los ataques árabes mataron a muchos judíos. Otros regresaron a Rusia.
Durante la I Guerra Mundial, los judíos que vivían en las zonas de conflicto, fueron capturados por los rusos y enviados y enviados a Liberia por el cargo de espías.
En Rusia continuaron siendo perseguidos, provocados por motines populares llamados “pogromos”. Movimientos similares se desataron también en Polonia, Rumania y Hungría.
Durante esta guerra un judío llamado Chaim Weismann, brillante científico, descubrió la manera de obtener pólvora utilizando nitrógeno sacado del aire (80% del aire que respiramos es nitrógeno).

LA DECLARACIÓN BALFOUR
Para expresarle su agradecimiento al Sr. Chaim Wizmann, el gobierno británico hizo la famosa Declaración Balfour.
Esta declaración decretada el apoyo para que los judíos regresaran a Palestina reconociéndola como su hogar nacional.
En diciembre de 1917, estando Palestina en manos de los musulmanes, fue tomada por el general inglés Edmund Allenby sin un solo disparo, quitándosela así a los turcos.
Después de la I Guerra Mundial, la Liga de las Naciones dio a la Gran Bretaña el mandato de controlar la tierra de Palestina.
Los ingleses se enfrentaron al problema de cómo poder agradar, tanto a los árabes como a los judíos, pues éstos entraron en conflicto inmediatamente.

LA II GUERRA MUNDIAL
La mayoría de los judíos del mundo vivían en Europa oriental al estallar la II Guerra Mundial. Aproximadamente medio millón en Alemania.
Adolfo Hitler intentó no sólo matar a los judíos de Alemania, sino también exterminarlos en toda Europa.
La evidencia aportada por el juicio de Neremberg en 1945-46 demostró que este asesinato en masa fue una realidad espantosa.
En este juicio, se citaron las palabras de Heinrich Himmler, de la policía secreta alemana:

“Los alemanes somos los únicos del mundo que tenemos una actitud decente hacia los animales judíos. Los hemos matado con sus padres, en grupos y solitos. Los hemos ASESINADO en hogares de niños y hospitales; horadados con bayonetas; envenenados, practicado experimentos con ellos usando su sangre para curar soldados alemanes; arrojados en cámaras de gases y matados hambre, a través de torturas e inanición”.
En mayo de 1978 el Centro de Documentación de Crímenes de Guerra Nazi publicó un documento comprobando que los nazis habían asesinado 6 millones de judíos.
Al finalizar la II Guerra Mundial, miles de judíos ansiaban regresar a Palestina, pero Gran Bretaña, procurando evitar una confrontación entre judíos-árabes, les negó el permiso.
Todos los barcos con judíos fueron detenidos y muchos de ellos enviados a campos de concentración en la isla Chipre.
En septiembre de 1945, Estados Unidos intervino y el presidente Truman ordenó a 100 mil refugiados entrar a Palestina.
Terroristas árabes empezaron una guerra abierta contra los judíos durante 4 meses en la ciudad de Haifa hasta que el Gran Mufti en Jerusalén ordenó a todos los árabes abandonar la ciudad de Haifa.

RENANCIMIENTO DE LA NACIÓN DE ISRAEL
El mandato británico para controlar Palestina terminó a la media noche del 14 de mayo de 1948.
El próximo día, a las 4:00 p.m., después de cantar el himno nacional, el Sr. Ben Gurion leyó la Declaración de independencia del Estado de Israel.
Por primera vez, después de más de 2,500 años, Israel era otra vez una nación, cumpliéndose la profecía bíblica de Isaías 66:8.

2 ISRAEL EN PRESENTE
La Biblia profetizó que los judíos a llegar a Israel gradualmente (Isaías 43:5,6) de esto hemos sido testigos a través de todo este siglo:
1822 24 mi judíos intentan y logran entrar a su tierra.
1914 Al principio de la I Guerra Mundial este número aumentó a 85 mil.
1927 Diez años después de que el general inglés Allenby tomara la ciudad de Jerusalén, había 150 mil judíos en el estado de Palestina.
1947 Un año antes de que Israel se erigiera como nación, había 626 mil judíos en Palestina.
1991 La revista “Time” de E. U. publicó, en su número del día 30 de septiembre de 1991 un artículo titulado: “¿Se está secando la inundación de los judíos soviéticos?” (pág. 21) donde se dice: “Más de 310 mil judíos han emigrado de Rusia hacia Israel desde qye Mijail Gorvachov quitó las restricciones para la emigración en 1989. De los 300 mil que esperan emigrar este año, sólo 112 mil lo han hecho ya. Las autoridades judías dicen que esperan que antes de 1996 más de 1 millón de judíos regresen a Israel.
En 1965 habían 2, 239,000 judíos en Israel; en 1969 el número asendía a 2, 841,000 judíos; y en su 30avo aniversario en 1978 tenían 3, 697,000.
Judíos de más de 100 naciones han regresado a Israel; cumpliendo las profecías bíblicas al pie de la letra (Jeremías 23:7,8).

LA GUERRA DE LOS SEIS DÍAS
La Biblia había profetizado que cuando los judíos regresaron a Israel ya nadie los podría sacar hasta que el Señor Jesucristo regresara por segunda vez:
“Y traeré del cautiverio a mi pueblo Israel…los plantaré sobre su tierra y nunca más serán arrancados de su tierra”, (Amós 9:14-15).
Esta profecía se ha cumplido también al pie de la letra, pues desde que se formó el estado de Israel en 1948, los intentos de las naciones árabes para expulsar a los judíos han sido en vano a pesar de su cantidad numérica en hombres y armas.
Un ejemplo de esto lo es la guerra de los seis días en el mes de mayo de 1967.
En mayo de 1967 el presidente de las Repúblicas Arabes Unidas asombró al mundo al anunciar que cerraba el Golfo de Agaba al comercio judío. A la vez, Egipto había negado a Israel el uso del Canal de Suez. El único puerto a través del cual Israel tenía acceso al Mar Rojo era el puerto de Elat.
Las naciones árabes comenzaron a alinear a todas sus tripas alrededor de la pequeña nación de Israel de la siguiente manera: EGIPTO concentró 80 mil hombres en la orilla del Sinaí; SIRIA tenía 40 mil hombres al norte; JORDANIA alineó 40 mil hombres en el este; ARABIA SAUDITA mandó 20 mil hombres para reforzar a Jordania; IRAQ, despachó 5 mil soldados para ayudar a Siria.
Antes de la batalla, el presidente Gamal Andel Nasser anunció: “Aplastemos a Israel como gusano y libremos al Medio Oriente para siempre de los judíos. Ganaremos con la ayuda de Dios”.
El primer día de la batalla, Israel lanzó un ataque sorpresa contra 25 bases aéreas árabes vitales, destrozando 400 aviones árabes; posteriormente, habiendo controlado los cielos, aplastaron a los ejércitos árabes en la península del Sinaí y controlaron todo el Golfo de Agaba.
El Segundo día de la batalla, los judíos capturaron la vieja ciudad de Jerusalén e hicieron oración (después de más de los siglos) en el Muro de las Lamentaciones.
En los últimos días de la guerra las tropas de Jordania fueron desplazadas al oriente del río Jordán mientras el ejército israelí avanzaba hacia el Mar Muerto.
Con sus ejércitos materialmente destrozados, las naciones árabes pidieron un cese al fuego.
Desde el punto de vista bíblico esta guerra fue tremenda importancia para Israel, pues por primera vez en muchos siglos, la ciudad completa de Jerusalén estuvo en manos de los judíos.
Esta guerra donde dos millones de judíos pelearon contra 80 millones de árabes demostró el principio bíblico de Dios:
“No con ejército, ni con fuerza, CON MI ESPÍRITU, ha dicho Jehová de los ejércitos”, (Zacarías 4:6).

LOS TIEMPOS DE LOS GENTILES
El Señor Jesucristo dijo: “Jerusalén será hollada por los gentiles, hasta que el tiempo de los gentiles se cumpla” (Lucas 21:24).
Este “tiempo de los gentiles” (cuando Israel cayó bajo el dominio del mundo) comenzó en el año 606 a. C. cuando el rey Nabucodonosor capturó Jerusalén.
Cuarto acontecimientos nos indica que los “tiempos de gentiles están por acabar:
La firma de la Declaración Balfour por parte de Inglaterra.
La captura de la ciudad de Jerusalén del poderio turco en la I Guerra Mundial.
La recaptura de la mitad de la ciudad de Jerusalén por los judíos en 1948.
La recuperación de la ciudad entera de Jerusalén por los judíos en junio de 1967.
La Biblia profetizó que la ciudad sería entregada (estando en posesión de los judíos a los gentiles otra vez en tiempos del Anticristo (Apocalipsis 11:1,2).
Una de las señales bíblicas más grandes de que posiblemente nos encontremos viviendo en los últimos tiempos, es el regreso masivo de los judíos a la tierra de Palestina.
La Biblia no sólo profetizó su dispersión por todo el mundo, sino también se indica que en los últimos tiempos los judíos regresarían de todas las naciones donde fueron esparcidos a la tierra de Israel.

LA PRIMERA DISPERSÓN (primer regreso)
En el libro de Deuteronomio 30:1-3, Moisés profetiza que los judíos serían algún día esparcidos por toda la tierra por su rebelión contra Dios.
Esta profecía se cumplió al pie de la letra y la Biblia nos enseña los tiempos en que se cumplió.
A la muerte del rey Salomón, Israel se dividió en dos reinos (el sur y el norte) y en el año 722 a.C. los asirios se llevaron cautivos a los judíos a los judíos del reino del norte (Israel); casi 100 años después, los babilonios, al mando del rey Nabucodonosor, en el año 606 a.C. se llevaron cautivos a los judíos del reino del sur (Judá). Esta cautividad había sido profetizada claramente por el profeta Jeremías (Jeremías 25:11; 29:10).
En el año 169 a.C., Israel se encontraba ora vez oprimida bajo el gobernante sacrificó en su Templo un cerdo en un altar a Zéus.
Una familia judía llamada los Macabeos, se levantó en armas en contra de este gobernante y, finalmente, después de una batalla muy sangrienta, les arrojaron de la tierra de Israel.
Los Judíos volvieron a hacer sacrificios en su Templo, se formó un consejo de 70 ancianos llamado el Sanedrín y se establece en Israel un reino hasmoneo como un estado independiente que sólo duró cerca de 100 años.
Este reino fue aplastado por el Imperio Romano en el año 60 a.C.
El momento para cumplimiento de las profecías del regreso de los judíos a su tierra, tendría que ser en un tiempo futuro, pues en este tiempo volvieron a ser dispersados por todo el mundo.

EL RENACIMIENTO DE ISRAEL (el segundo regreso)
Durante el reino temporal hasmoneo, los judíos regresaron de una sola nación: Babilonia, pero después de 1,900 años de vivir dispersados por todo el mundo, sin territorio ni gobierno, sucede un milagro en la historia humana ¡nace una nación en un solo día, el 14 de mayo de 1948!
Las naciones del mundo votan para que los judíos vuelvan a su tierra después de haber sido cruelmente masacrados por Adolfo Hitler y se forma el Estado Independiente de Israel…¡tal como la Biblia lo había profetizado! (Isaías 66:8, Amós 9:14-15).
A principio de este siglo los ingleses les quitaron a los turcos el control sobre Palestina y no fue hasta 1948 que los ingleses salieron de Palestina al declararse Israel como un estado independiente.
Pero, ¿era este tiempo señalado por los profetas del Antiguo Testamento como última restauración de Israel? La respuesta es sí y no.
Sí, porque aquí se inició la primera fase de un regreso parcial a Israel, procedente de varias naciones, y no porque aun quedaban miles de judíos por todo el mundo.
El Señor Jesucristo advirtió y profetizó sobre este renacimiento de Israel (Mateo 24:32,34).

LA CAÍDA DEL SISTEMA COMUNISTA (tercer regreso 1989-93)
Nadie en el mundo se hubiera imaginado que un sistema totalitario y destructivo, filosófica y moralmente como el comunismo pudiera ser derrumbado en algunas semanas.
En 1917 Lenin inició en Rusia la revolución bolchevique con cerca de 50 hombres y finales de la decada de los 80 el sistema comunista contaba con millones de simpatizantes por todo el mundo.
Rusia llegó a competir contra los E. U. de Norteamérica la supremacía política y militar, pero desgraciadamente, el monopolio que desarrollaron y la tiranía que ejercieron, no podía llegar más lejos, pues el Dios de la Biblia “resiste a los soberbios”.
Después de casi 50 años de existir este sistema comunista, cayó ante los ojos incrédulos del mundo en 1989 cuando su dirigente Mijail Gorvachov declaró enfáticamente: “No podemos sobrevivir sin el mundo capitalista. Nos hemos equivocado al creer que el pueblo no necesita libertad de religión y creencias. Hemos fracasado como sistema y como hombres”.
Este acontecimiento inaudito permitió también que las profecías bíblicas siguieran cumpliéndose, pues Rusia, por primera vez desde su fundación, permitió que los judíos residentes ahí, salieron de su país hacia la tierra de Israel.
Esto cumplía las siguientes profecías bíblicas: Isaías 43:6; Jeremías 16:14,15; Ezequiel 36:24; 37:21,22.
En 1949 habían llegado a Israel provenientes de países árabes cerca de 240 mil judíos; en 1990 los judíos llegaron a Israel a un promedio de ¡mil por día!; y en 1992 llegaron 180 mil judíos más.
Actualmente hay cerca de 5 millones de judíos en Israel
La magnitud de este crecimiento demográfico es equivalente a 20 millones de personas que llegarán a México en 3 años.
¿Es este último “éxodo” de los judíos? ¿Estamos viviendo en los “últimos días” de nuestro planeta?
Ciertamente las profecías bíblicas respecto a Israel se han cumplido al pie de la letra y seguirán cumpliéndose, pues el Dios de la Biblia dijo:
“Y quién proclamará lo venidero, lo declarará y lo pondrá en orden delante de mi ¿como lo hago YO desde que establecí el pueblo antiguo?
“Luego ustedes son mis testigos. No hay Dios sino YO”, (Isaías 44:7,8).

2 comentarios:

  1. Profecía cumplida: judíos regresan de todo el mundo

    Los profetas del Antiguo Testamento hablaban del día cuando los judíos regresarían a Israel desde las cuatro esquinas de la Tierra.
    Años atrás siete judíos chinos fueron recibidos en el aeropuerto Ben Gurión de Israel. Llegaron desde Pekín. Su viaje marcó el fin de cuatro años de lucha burocrática para llegar a Israel, pero también marcó el cumplimiento de una promesa bíblica milenaria.
    “Somos testigos del regreso de los exiliados de todos lugares del mundo. Está ocurriendo ante nuestros ojos”, comenta Michael Freund de “Shavei Israel”, una organización dedicada a traer judíos de regreso a Israel.
    Según Freund el profeta Zacarías en el capítulo ocho dice cómo Dios promete salvar a su pueblo de los países del Oriente y de los países del Occidente.
    La comunidad judía en China se estableció hace más de mil años cuando, según los historiadores, judíos de Persia se mudaron a China. Los ancestros soñaban con volver a Israel, pero ahora un grupo de varones judío provenientes de China está cumpliendo ese sueño. Un sueño que comparten las mujeres judías chinas que inmigraron hace cuatro años.
    Zhang Lan, una de las mujeres inmigrantes recuerda que su abuela siempre leía su Biblia en Isaías capítulo 60, donde dice que Hashem, como el águila, traerá de vuelta a su pueblo. “Esa palabra, esas escrituras, siempre venían a mi mente y creo que es verdad”.
    Pero estos judíos chinos son sólo un grupo de los que regresan a Israel. Un grupo de judíos de la India, que también regresaron hace poco, representan a los miembros de la tribu pérdida de Manasés. Este fue el grupo más grande de ‘Bnei Manasés’ (hijos de Manasés) en regresar a la tierra prometida.
    “Hoy es el día más feliz en la historia de Bnei Manasés porque no habíamos tenido un grupo grande como éste regresando”, afirma Allenby Selah miembro del grupo de inmigrantes.
    La agencia judía Shavei Israel, cree que la tribu de Manasés se encuentra al noreste de India en los estados de Mizoram y Manipur. Para muchos de ellos, venir a Israel también es un sueño anhelado.
    Shavei Israel ha identificado grupos alrededor del mundo, como los “Judíos escondidos” en Polonia, los “Subotnik” de Rusia, los “Bnei Anusim” en España, Portugal y Suramérica, así como los “Bnei Manasés” y los judíos de Kai-feng, China.
    Tan pronto llegaron, los chinos fueron al muro occidental en Jerusalén para orar y comenzar su nueva vida en Israel. Los organizadores dicen que son el primer grupo de hombres chinos que se haya mudado a Israel en la historia.
    Según los expertos, hay unos dos mil judíos viviendo en China y los organizadores de esta inmigración esperan que más de ellos vengan a Israel. Freund asegura que es una señal de los tiempos. “Dios está reuniendo a su pueblo. Este es un evento no sólo de significado teológico, sino de gran significado histórico también.”

    ResponderEliminar
  2. Para su informacion el grueso de los judios que resta por regresar lo hara despues de que Damasco sea destruida , el mundo mirara a Israel con desprecio y muchos tendran que salir de sus paises donde residen. al parecer hay un plan israeli para destruir a Damasco y jordania con bombas nucleares o quimicas. esto hara que los paises forcen a los judios a viajar a su patria. israel crecera economicamente y no tendra ejercitio propio. seran supeditado por las naciones unidas, los grandes perdedores seran los estados unidos de america...

    ResponderEliminar